Recibe las nuevas entradas en tu correo

jueves, 25 de octubre de 2012

GUÍA TÉCNICA EVALUACIÓN Y PREVENCIÓN DE LOS RIESGOS RELATIVOS A LA UTILIZACIÓN DE EQUIPOS CON PANTALLAS DE VISUALIZACIÓN


GUÍA TÉCNICA EVALUACIÓN Y PREVENCIÓN DE LOS RIESGOS RELATIVOS A LA UTILIZACIÓN DE EQUIPOS CON PANTALLAS DE VISUALIZACIÓN

DEFINICIONES
Pantalla de visualización: una pantalla alfanumérica o gráfica, independientemente del método de representación visual utilizado.
Puesto de trabajo: el constituido por un equipo con pantalla de visualización previsto, en su caso, de un teclado o dispositivo de adquisición de datos, de un programa para la interconexión persona/máquina, de accesorios ofimáticos y de un asiento y mesa o superficie de trabajo, así como el entorno laboral inmediato.
Trabajador: cualquier trabajador que habitualmente y durante una parte relevante de su trabajo normal utilice un equipo con pantalla de visualización.

MEDIDAS TÉCNICAS U ORGANIZATIVAS PARA DISMINUIR EL RIESGO
Las dirigidas a garantizar que todos los elementos materiales constitutivos del puesto satisfagan los requisitos de diseño ergonómico
Las dirigidas a garantizar la formación e información de los trabajadores usuarios de pantallas de visualización
Las dirigidas a garantizar formas correctas de organización del trabajo

FATIGA
Se puede afirmar la existencia de un riesgo importante de fatiga para el trabajador. En estos casos, se debería tratar de alternar el trabajo ante la pantalla con otras tareas que demanden menores esfuerzos visuales o musculo-esqueléticos, con el fin de prevenir la fatiga.

NATURALEZA DE LAS PAUSAS Y DE LOS CAMBIOS DE ACTIVIDAD
En aquellos casos en los que el trabajo realizado con pantallas de visualización conlleva una demanda visual importante o una utilización intensiva del teclado, durante los cambios de actividad se debe evitar la ejecución de aquellas cuyas demandas visuales o, en su caso, musculo-esqueléticas sean relevantes.
En lo que concierne a las pausas planificadas, su duración y frecuencia dependerán de las exigencias concretas de cada tarea. NO obstante, se pueden dar las siguientes recomendaciones de carácter general:
Las pausas deberían ser introducidas antes de que sobrevenga la fatiga
El tiempo de las pausas no debe ser recuperado aumentando, por ejemplo, el ritmo de trabajo durante los períodos de actividad
Resultan más eficaces las pausas cortas y frecuentes que las pausas largas y escasas. Por ejemplo, es preferible realizar5 pausas de 10 minutos cada hora de trabajo continuo con la pantalla a realizar pausas de 20 minutos cada dos horas de trabajo.
Siempre que sea posible las pausas deben hacerse lejos de la pantalla y deben permitir al trabajador relajar la vista (por ejemplo, mirando algunas escenas lejanas), cambiar de postura, dar algunos pasos, etc.)
En la formación e información de los trabajadores usuarios se puede incluir alguna tabla sencilla de ejercicios visuales y musculares que ayuden a relajar la vista y el sistema musculo-esquelético durante las pausas.
A título orientativo, lo más habitual sería establecer pausas de unos 10 ó 15 minutos para cada 90 minutos de trabajo con la pantalla; no obstante, en tareas que requieran el mantenimiento de una gran atención conviene realizar al menos una pausa de 10 minutos cada 60 minutos. En el extremo contrario, se podría reducir la frecuencia de las pausas, pero sin hacer manos de una cada dos horas de trabajo con la pantalla.

VIGILANCIA DE LA SALUD
El empresario garantizará el derecho de los trabajadores a una vigilancia adecuada de su salud, teniendo en cuenta en particular los riesgos para la vista y los problemas físicos y de caga mental, el posible  efecto añadido o combinado de los mismos, y la eventual patología acompañante.
Dicha vigilancia deberá ofrecerse a los trabajadores en las siguientes ocasiones:
Antes de comenzar a trabajar con una  pantalla de visualización
Posteriormente, con una periodicidad ajustada al nivel de riesgo a juicio del médico responsable
Cuando aparezcan trastornos que pudieran deberse a este tipo de trabajo.
Protocolo de vigilancia sanitaria específica pantallas de visualización de datos

EQUIPO
Los caracteres de la pantalla deberán estar bien definidos y configurados de forma clara, y tener una dimensión suficiente, disponiendo de un espacio adecuado entre los caracteres y los renglones.
La imagen de la pantalla deberá ser estable, sin fenómenos de destellos, centelleos u otras formas de inestabilidad
El usuario de terminales con pantalla deberá poder ajustar fácilmente la luminosidad y el contraste entre los caracteres y el fondo de la pantalla, y adaptarlos fácilmente a las condiciones del entorno.
La pantalla deberá ser orientable e inclinable a voluntad, con facilidad para adaptarse a las necesidades del usuario
Podrá utilizarse un  pedestal independiente o una mesa regulable para la pantalla.
La pantalla no deberá tener reflejos ni reverberaciones que puedan molestar el usuario.
En todo caso, se recomienda que el tamaño y resolución de las pantallas se adecuen al tipo de tarea que se realice. En la práctica, contando con el progreso técnico alcanzado actualmente en la fabricación de monitores de pantalla se recomiendan las siguientes características mínimas:

TRABAJO PRINCIPAL      TAMAÑO (DIAGONAL) RESOLUCIÓN (“PIXELES”)            FRECUENCIA DE IMAGEN
OFICINA              35 cm. (14″)       640 x 480             70 Hz
GRÁFICOS          42 cm. (17″)       800 x 600             70 Hz
PROYECTO          50 cm. (20″)       1024 x 768           70 Hz
EL CONTROL DE LOS REFLEJOS
La naturaleza reflectante de la superficie de vidrio de la mayoría de las pantallas hace que sean muy susceptibles a la generación de reflejos. Existen dos formas de controlar estos reflejos:
Mediante el acondicionamiento del entorno medioambiental donde se ubica la pantalla; evitando la presencia de fuentes de luz susceptible de reflejarse en ella  ( esto se puede complementar con los dispositivos de inclinación y giro de la pantalla)
Mediante la intervención en la propia pantalla; bien sea mediante la elección de modelos con tratamiento antirreflejo y capacidad de proporcionar buenos niveles de contraste, o bien mediante la incorporación de filtros anti-reflejo apropiados.

LA COLOCACIÓN DE LA PANTALLA
En lo que concierne a la colocación de la pantalla, se recomienda situarla a una distancia superior a 400mm. Respecto a los ojos del usuario y a una altura tal que pueda ser visualizada dentro del espacio comprendido  entre la línea de visión horizontal y la trazada a 60º bajo la horizontal.

TECLADO
El teclado deberá inclinarse e independiente de la pantalla para permitir que el trabajador adopte una postura cómoda que no  provoque cansancio en los brazos o las manos.
Tendrá que haber espacio suficiente delante del teclado para que el usuario pueda apoyar los brazos y las manos.
La superficie del teclado deberá ser mate para evitar los reflejos
La disposición del teclado y las características de las teclas deberán tender a facilitar su utilización
Los símbolos de las teclas deberán resaltar suficientemente y ser legibles desde la posición normal de trabajo

MESA O SUPERFICIE DE TRABAJO
Las dimensiones de la mesa deben ser suficientes para que el usuario pueda colocar con holgura los elementos de trabajo y, más concretamente, para que pueda situar la pantalla a la distancia adecuada  (a 400mm. Como mínimo) y el teclado de manera que exista un espacio suficiente delante del mismo para apoyar las manos y los brazos.
Por otro lado, el acabado de las superficies de trabajo deberá tener aspecto mate, con el fin de minimizar los reflejos y su color no debería ser excesivamente claro u oscuro. Asimismo, las superficies del mobiliario con las que pueda entrar en contacto el usuario deben ser de baja transmisión térmica y carecer de esquinas o aristas agudas.

LA SILLA DE TRABAJO
Las sillas destinadas a los puestos de trabajo con pantallas de visualización deberían cumplir los siguientes requisitos de diseño:
Altura del asiento ajustable en el rango necesario para la población de usuarios.
Respaldo con una suave prominencia para dar apoyo a la zona lumbar y con dispositivos para poder ajustar su altura e inclinación.
Profundidad del asiento regulable, de tal forma que el usuario pueda utilizar el respaldo sin que el borde del asiento le presione las piernas.
Mecanismos de ajuste fácilmente manejables en posición sentado y construidos a prueba de cambios no intencionados.
Se recomienda la utilización de sillas dotadas de cinco apoyos para el suelo

ILUMINACIÓN, REFLEJOS Y DESLUMBRAMIENTOS
En el recinto donde se ubiquen los puestos de trabajo con pantallas de visualización debe existir una iluminación general. Si se utilizan fuentes de iluminación individual complementaria, éstas no deberían ser usadas en las cercanías de la pantalla en el caso de que produzcan deslumbramiento directo o reflexiones.
Se recomienda que expuesto de trabajo se oriente adecuadamente respecto a las ventanas, con el fin de evitar los reflejos que se originarían si la pantalla se orientara hacia ellas, o el deslumbramiento que sufriría el usuario, si fuera éste quien se situara frente a las mismas. Estas medidas pueden ser complementadas mediante la utilización de cortinas o persianas que amortigüen la luz, o mediante mamparas en las salas que dispongan de ventanas en más de una pared.






No hay comentarios:

Publicar un comentario